Al Presidente

Botn Donatti

Biblio Noticias

Maracaibo, pila bautismal de Venezuela

 

palafitos en_el_lago

 

El capitán Alonso de Ojeda había acompañado al gran almirante Cristóbal Colón en su segundo viaje, habiendo dejado fama en la isla Española de actuar con traición y crueldad con el cacique Caonabó y sus tribus; y a su regreso a España gozó del respaldo por parte del obispo Rodríguez Fonseca, quien además de suministrarle mapas, cartas e informaciones relativas a los viajes de Colón, logró que los Reyes Católicos le patrocinaran una expedición al nuevo mundo.

 

Salió de Santa catalina, cerca de Cádiz, el 18 de mayo de 1499, en compañía del piloto Juan de La Cosa y del geógrafo Américo Vespucio, a bordo de la carabela Magdalena, para luego incorporar en las islas Canarias, un carabelón denominado Santa Ana. Recaló cerca de la desembocadura del río Esequibo; recorrió las costas de Macuro, cruzó por Paria, pasó a Coche y Cubagua, y luego enrumbó hacia el Oeste por todo el litoral caribeño hasta llegar a Curacao, Bonaire y Aruba, desde donde se dirigió al Sur, fondeando sus bajeles en un lugar de la península de Paraguaná, que bautizó San Román, el 9 de agosto del referido año.

 

Tal vez motivado por la observación de un relámpago que se hacía visible de manera permanente en el mismo sitio y durante todas las noches, enfiló sus naves hacia dicho cardinal.

 

No tardó en hallarse con un paisaje bello e inusitado, a lo que se sumaba el rompiente de las olas por los fondos muy bajos. Era la barra que inspiraba naturales temores sobre el paso de sus navíos a través de aguas muy poco profundas.

 

Descubre un ensueño detrás de manglares que está más adentro y tal vez sea un lago en que no hay asomo del mínimo estrago y todo es paz y vida en esos lugares.

 

Por fin el hispano remonta bajíos, y en aguas azules ciudad vio emergida con cien palafitos llamados bohíos.

 

Y he allí a Venezuela con su raza erguida en la austral laguna de doscientos ríos, la de Maracaibo del sol consentida.

 

Todo fue el 24 de agosto de 1499, Día de San Bartolomé, hace 518 años.

 

A partir de entonces, el lago de Maracaibo será razón de ser de nuestra nacionalidad. Desde su amplio estuario partirá el eco impactante sobre la región andina y los llanos, sobre sus ríos, el mar Caribe y el Atlántico, y así fue, es y será Venezuela para siempre.

 

 

Fuente: Vinicio Nava Urribarrí
Imagen: Referencia autoría de Anton Goering
Fecha: 24.08.2017
@BibliotecaGBZ

biblioteca

Horario de Atención

logo maria calcao

Lunes a Viernes
8:00 AM a 06:00 PM.

Sábados
Cerrado al Público

Domingos
Cerrado al Público